miércoles, 29 de junio de 2011

EN LA MESA NO SE DISCUTE POLITICA , RELIGION O IDEOLOGIA ... !!!




Post en respuesta a :  http://t.co/pVUu6lQ


...“Conocete a ti mismo”…

                 Inscripción del Oráculo de Delfos.          
    (Sócrates)


 Sabrán  estimados perdonar este desliz  místico inicial.  Amén de mi particular interés por la mitología, la cita viene a cuento, les juro…  Acompáñenme.

 
Anoche nomás, durante la cena ; nos enredamos en una discusión que inicio en la superficie, como es usual y degeneró (descarten la carga peyorativa del término, pues lo aplico en el buen sentido) en una especie de esquema arborescente …”que dio origen a diversas ramas sin jerarquía ni subordinación…” Advetencia :  Lo traje a Deleuze y su Rizoma, sospecho que heriremos aquí algunas susceptibilidades. ( Valga la aclaración: mis discusiones suelen ser rizomáticas y  por consecuencia también suelen alterar a mas de un sujeto.)
Retomo. La superficie era: 


¿Cómo se puede votar  a Macri? 

En realidad, la cita textual sería:

¿Que clase de sujetos  son los que votan a Macri?¿Cuál es el argumento que esgrimen?

Notése la diferencia entre las preguntas. Pués no es solo una diferencia semántica sino más bien sustancial.   
El lenguaje Es el pensamiento decía Maurice Merleau  Ponty. Probado esta; que no nos es posible pensar si no es con palabras. De esta contundente aseveración deriva mi señalamiento. Yo me pregunto SIEMPRE por el sujeto. Ese es mi pensamiento y por ende mi lenguaje, EL SUJETO.


¿Cómo se entiende que el tipo de clase media o incluso de clase alta que no puede, por ejemplo;  salir a la calle porque se le inunda el barrio, o que, si pudo salvar el auto del naufragio; no pueda circular en él;  porque el tránsito es desastroso,  insista en votar a Mauricio Macri.?

La respuesta fue automática. La ideología no es racional. Es afectiva.  Uno nace y es arrojado al mundo (Sartre); a vivir la existencia inauténtica (Heidegger) , o sea: a pensar lo que hay que pensar, comprar lo que hay comprar, vivir como hay que vivir, votar como hay que votar.  Le pido perdón  a Heidegger, por este torpe resúmen, confieso que no soy una gran estudiosa de este autor en particular.


Decíamos ; uno nace en  un contexto determinado, con una familia determinada que tiene una ideología determinada y que; en el caso del recién  nacido le será legada.   Pareciera funcionar así:  Si tu grupo social es , por ejemplo, Leninista, vos serás,  y el serás es, nada mas ni nada menos que el devenir,  complejo concepto si los hay.  Pero hablamos de  un devenir sin pliegues sin fracturas, sin aprendizaje. Resumiendo. ¿Un devenir sin sujeto? 

NOTA: Ante la sospecha de futuros ataques por esta pregunta y las anteriores afirmaciones acerca del Sujeto. Por Ejemplo:  ¿Vos preguntás por el sujeto?. Tu Foucault mato al sujeto… Respondo. No entraremos en ese debate, al menos no nosotros que ya lo hemos hecho.Pero; esta nota fuera del contexto general, abre la cancha para todos aquellos que quieran navegar este asunto: SARTRE VS FOUCAULT (No he sido yo quien los ha enfrentado, no lo creo pertinente ni necesario, ni acertado).

 Y Si; retomando.  YO pregunto por el sujeto. Y pregunto también. ¿Entonces la ideología es como el asunto del futboll? Padre de Boca, hijo de Boca. Exacto fué la respuesta...
Los puntos suspensivos no son un arreglo textual sino una seria manifestación de perplejidad.  En el Futboll, es factible la tesis de que no exista nada que analizar, ni relexionar, pero … ¿Es el Futboll equiparable a la ideología? ; esos anteojos que según metaforiza, muy bien por cierto, mi compañero, nos hacen posible la visibilización del mundo.?   Esa tesis es  por lo menos , difícil de aceptar.

El Futboll. Pasión de múltitudes. Frase del acervo popular, utilizada una y otra vez, sin que se repare al utilizarla, en ningún análisis y o justificación acerca de porque se es de un equipo o de otro, o porque se es , simplemente;  un apasionado del Futboll.  Sin embargo, cuando discutimos ideología, si ejemplificámos con argumentos (mas o menos serios) nuestra pertenencia a la izquierda, al centro o a la derecha.


Volvamos a la teoría: 

Así como esta expuesta la argumentación Heidegeriana en el blog referenciado: …”expulsados a la existencia inauténtica…” pareciera ser una especie de condena , sin embargo, el autor también reserva ciertos párrafos para contarnos que él mismo no es partidario del determinismo.  La salida de esa existencia inauténtica es posible y mi compañero  incluso la adelanta, diciéndonos, …”época de una existencia  en la que el hombre se aleja del ser …” . Esa salida del Alemán, ese ..."volver al ser"  se le parece  bastante a la cita de Antonio Gramsci  que les transcribo a continuación:


…”Una vez demostrado que todos los hombres son filósofos, aunque sea a su manera, inconscientemente, porque ya en la más pequeña manifestación de cualquier actividad intelectual, el "lenguaje", está contenida una determinada concepción del mundo, se pasa al segundo momento, al momento de la crítica y de la conciencia, o sea, a la cuestión ¿es preferible "pensar" sin tener conciencia crítica de ello, de un modo disgregado y ocasional, o sea, "participar" de una concepción del mundo "impuesta" mecánicamente por el ambiente externo, esto es, por uno de los tantos grupos sociales en los que cada cual se encuentra inserto automáticamente desde que entra en el mundo consciente (y que puede ser la aldea o la provincia, puede tener su origen en la parroquia, en la "actividad intelectual" del cura o del viejarrón patriarcal cuya sabiduría es ley, o en la mujeruca que ha heredado el saber de las brujas, o en el pequeño intelectual amargado en su propia estupidez y en su impotencia para actuar), o es preferible elaborar uno su propia concepción del mundo consciente y críticamente, ya, por tanto, escoger la propia esfera de actividad en conexión con ese esfuerzo, del cerebro propio, participar activamente en la producción de la historia del mundo, ser guía de sí mismo en vez de aceptar pasivamente y supinamente la impronta puesta desde fuera a la personalidad? …”(A.Gramsci)

                                              

Es extensa la cita lo sé, pero Antonio, siempre o casi siempre, tiene algo para decir. 


En este punto del texto, es importante señalar que no niego, de ninguna manera, que la afectividad y la pertenencia o identificación que señala mi compañero no sucedan en ningún caso, estas humildes líneas, intentan en todo caso salir de cierto tinte DETERMINISTA señalando que a veces, no pasa ; y mas aún, que no tiene que pasar NECESARIAMENTE o si  quieren INEVITABLEMENTE.  Me refiero a la ligazón hereditaria de los supuestos ideológicos o las anteojeras….


 En mi primer post hablé de Bataille, el autor bregaba por la rebeldía,  en tanto este comportamiento era la única posibilidad de que el hombre  recuperára  su totalidad , tomando así una verdadera conciencia de si mismo que lo resguarde del desguace que poderes externos y ajenos  pudieran aplicar sobre él.

Nunca he sido amiga de los extremos, excepto casos de antinomias excepcionales. Como tampoco he sido ni soy amiga  de las generalizaciones. Tomar la parte por el todo (sinecdoqué, de la retórica clásica) es el camino más directo para eliminar la subjetividad  y su proceso de gestación y es en ese sentido el mejor atajo hacia el  camino fácil,  ese mismo que no conduce a ningún lugar.

La discusión en términos de ideología  puede y debe ser pasional , no puede ser de otra manera;  pués la misma originalmente no fué otra cosa que el estudio de las ideas hijas de las sensaciones (Tracy, 1796, primer ideólogo).  Pero esa emocionalidad pasional  no necesariamente   debe confundirse con una  afectividad legada;  exenta   de revisión , critica o análisis. Es decir, en estado puro.

…” El hombre activo – o sea la clase obrera, “no tiene una clara conciencia teórica de su forma de obrar… su conciencia teórica hasta puede estar en contraste con su forma de obrar”; él obra prácticamente y en el mismo tiempo tiene una conciencia teórica heredada del pasado, acogida por lo más en un modo acrítico. La real comprensión crítica de sí mismo ocurre “a través de una lucha de hegemonías políticas, de direcciones contrastantes, primero en el campo de la ética, luego de la política para llegar a una elaboración superior de la propia concepción real”. La conciencia política, es la primera fase para una ulterior y progresiva autoconciencia donde teoría y práctica finalmente se unen….” (A. Gramsci)

En la práxis, mi compañero cita algo real. El tachero que labura 12 hs por día, ve el mundo con los mismos anteojos que su explotador. Y sigue en ese "mirar" el camino señalado por Louis Althusser ; alimentando esa idea unidireccional de que la ideología chorrea de arriba para abajo. Fenónemo que , por otra parte  no sería posible  sin su retro alimentación constante. A este  tachero, como a tantos de nosotros que aspiramos al menos  a la inteligencia;   le convendría un poquito de Gramsci y una visita urgente al oculista con la autoconsciente intención de cambiar de anteojos.                                  


NOTA: Si lo expuesto anteriormente  no es lo general. Ya mencione las consideraciones a ese respecto. Al  menos creo, muy humildemente, que es lo deseable. Los dejo con esta última cita.  

¿Acaso no parece probar la existencia de una ideología de tipo racional?

…”Criticar la propia concepción del mundo  significa, por consiguiente, hacerla unitaria y coherente. El comienzo de la elaboración crítica es la conciencia de lo que se es realmente, es decir, un «conócete a ti mismo» como producto del proceso histórico desarrollado anteriormente y que ha dejado en ti una infinidad de huellas acogidas sin beneficio de inventario. Debemos empezar por hacer este inventario…”(A.Gramsci)


*Todas las citas de Antonio Gramsci pertencen a " La filosofía de la Praxis"




domingo, 26 de junio de 2011

El Poder en Decadencia y Su Esperanza Cíclica

Respuesta a la columna del 26/6/2011 de Álvaro Abós; publicada por el diario El País de España. SITIO: http://t.co/n6fDAE2




…”En el ocaso del imperio romano, Marco Aurelio se consolaba acerca de cómo todo lo que ahora pasa, ocurrió ya en el pasado, y volverá a acontecer en el futuro…”

Edward Carr

Sustituir una visión lineal de la historia por una teoría cíclica es la típica ideología de un “poder” en decadencia.

En la Divina Comedia, primera descripción del infierno, Dante dibuja la idea de un averno circular. Aquél que es condenado, estará per se, condenado a la eterna repetición.

¿Cuál es el infierno de eterna repetición que vivimos los Argentinos hoy?

Pareciera ser que el mejor sinónimo para este averno; es asegurar que Cristina es la repetición de Eva. Pareciera ser también, que , el histórico tutelaje del FMI y la incuestionable soberanía del mercado, medidas repetidas una y otra vez, ahora, como novedad; en el viejo continente; no han significado para el autor otros sinónimos del eterno retorno Nietzscheano que cita, vale aclarar, como sostén de toda su teoría .

Debemos abandonar lo circular, grita desde su columna del diario El país, lo circular del populismo, claro. Debemos temerle a los fantasmas del pasado, esos que pueden volver: El peronismo populista, mito omnipresente, según lo define. Mito que, en su absolutismo, elimina toda posibilidad para la subjetividad de la percepción.

Decía Berkeley que cuando se habla de un objeto “real” en realidad se habla de la percepción de ese objeto, en tanto los cuerpos no son más que haces de percepciones. Sin embargo, Abós entiende que , por alguna característica no abordada, ni explicada, ni analizada, aquellos sujetos de la percepción, entienden sin dilaciones esta “repetición” de la que habla. Cristina = Eva.

Es curioso, jugando a la ingenuidad diremos que es “llamativo” que el autor ejemplifique la supuesta “repetición” desde la oratoria y no desde el quehacer político.

Podríamos decir en que se parece, ya no Cristina, sino el Kirchnerismo; ya no a Eva, sino al primer Peronismo. Podríamos citar miles de ejemplos. Estoy segura de que, nuestros extensos textos no guardarían siquiera una línea para referirse a la oratoria de los mandatarios, sino más bien nos dedicaríamos a describir, el sin fin de medidas políticas aplicadas por ambos movimientos. Y si quisiéramos comparar a Cristina con Eva, diríamos sin duda que se parecen en el objetivo. Un objetivo claro y definido que las enfrenta necesariamente con ese poder en decadencia.

No se trata de que ellas sean o hayan sido, en el caso de Eva; efectivamente crispadas, desbordantes o tormentosas. Este adjetivar, con pretensión hegemónica, le pertenece a ese poder que “nomina” desde sus diversos soportes; en la incansable pretensión de colonizar subjetividades. ¿Cómo lo intentan? REPITIENDO!

¿No es por lo menos extraño, que en la cruzada del autor por abandonar la repetición, repita la terminología de ese poder que; mientras reproduce densas columnas, está esperando volver?
¿Cuál es la Quimera que propone? ¿O debería mejor preguntar, abandonando toda ingenuidad ; ¿Cuáles son las cosas que no debemos repetir? O mejor dicho. ¿Qué cosa es ”nominada” como repetición y que cosa no lo es ? Me parece que por ahí va la cosa. ¿No?

¿España, Grecia. Irlanda, Portugal, Italia por ejemplo; no están repitiendo?

Los ajustes del FMI , el reinado del mercado, el desguace del Estado, la desocupación, la concentración de la riqueza, la explotación; el salvataje a los bancos , los fondos volátiles, el endeudamiento, la monarquía del capital financiero. ¿Todo esto forma parte de la “historia circular o lineal por repetición? ¿O son la salida de la única caracterización de repetición que se está considerando?

La historia es un diálogo con el pasado, un diálogo desde el presente que constantemente necesita reinterpretarlo porque lo que se es no es una cristalización, una repetición fantasmal de lo que otro fue. ¡Nadie es lo que fue pues el que regresa ya no es el mismo!

La Argentina hoy habla con su pasado desde sí y es justamente esta fuerza del presente lo que le ha permitido dejar atrás las repeticiones, aquellas que efectivamente la han condenado y cuyos artífices y plumas representantes prefieren hoy ocultar.

…"El gran hombre de una época es el que sabe formular con palabras el anhelo de su época, el que sabe decir a su época lo que ella anhela, y sabe realizarlo. Lo que él hace es corazón y esencia de su época; él da realidad a su época…"
Hegel, Filosofía del derecho


Escrito en colaboración con @emi_bsas http://pensandoenquerandi.blogspot.com/


martes, 14 de junio de 2011

LA IDENTIDAD


Es curioso, aquellos que tengan la incalculable generosidad de seguir mis post, conforme y se vayan sucediendo; observarán; que últimamente vengo algo involucrada con la historia. Aparentemente, estoy más dispuesta a licenciarme “simbólicamente” en una carrera ajena, que en rendir la bendita tesis que haría las veces de clausura para mi propia licenciatura.  

¿Será que no quiero clausurar? ¿Será mi bendita  y ya mencionada predilección por los gastos improductivos? ¿O  será que mi historiador tiene razón? …  

” Y es que no  podés pensar   ninguna cosa sin la historia, Meme….” 

No lo se con exactitud. Pero lo que si esta definido claramente; es que  esto se pondrá cuesta arriba si simulo un diván y los atormento con mis pequeños dilemas personales.  

Últimamente vengo repasando, reconstruyendo y volviendo a aplicar el concepto de la “otredad”.  Concepto complejo si los hay y víctima predilecto de  innumerables naturalizaciones. 

Hace muchos años, hicimos un ejercicio en la facultad. El docente nos mostró una foto de un grupo de indígenas situados en  alguna remota localización y nos pidió que describiéramos lo que veíamos. Sucedió  aquella vez, que todos y cada uno de los alumnos construyeron al otro a partir de la carencia de determinados objetos.
La repetida sentencia…”no tienen tal cosa o tal otra…”   fue la herramienta que le permitió al docente explicar claramente la mirada  etnocéntrica.   Esta cosa de interpretar como superior a la cultura que nos es propia por sobre las otras que nos son ajenas.   

Los Aymaras, por ejemplo; en la época pre imperial, cuando aún no habían sido absorbidos por el imperio Inca;  resolvieron con una lógica binaria  y a través de una relación de espejo y complementariedad con el otro; su espacio y su lugar en el tiempo. 
Este resolver los ayudo a definir su propia identidad. Estableciendo un eje simbólico que todo lo partía en dos ; se construyeron en oposición directa a la otra etnia que habitaba en los valles bajos de la montaña.
Los umasuyus, tal era el nombre de la etnia opuesta a los habitantes del alto ; eran el sinónimo de lo salvaje, de lo pre social ; de un tiempo anterior al tiempo de los guerreros organizados . Y este polo opuesto era sencillamente indispensable para reafirmar, legitimar y definir la entidad Aymara. 

Existen casos de polos opuestos ciertamente mucho mas significativos en lo experiencial para nosotros, muchos de los cuales, siguen operando en este presente, siquiera para evidenciar la enorme importancia de la historia.  

El caso de los aymaras, sin embargo , también representa, y se constituye como un ejemplo claro de este proceso complejo que es la identidad. Un uno no puede identificarse completamente sin  un otro que sea  efectivamente lo que no se es ,  un otro que sea salvaje es necesario por ejemplo; para legitimar una civilización,  o un otro que sea el atraso, para legitimar el progreso y así sucesivamente se pueden enumerar infinidad de opuestos.  

Un eje binario,  tristemente celebre, legitimado;  presente y vivo como casi ningún otro es el opuesto civilización / barbarie. Un mérito mas, del padre del aula….   

Hija de la mirada endocéntrica esta vez ,  pués no se trataba ni se trato nunca  de etnias distintas; sino mas bien  de una nominación ejercida por la elite ilustrada desde la capital y  hacia la provincias.   Esta concepción agrego un componente completamente ausente en los casos del etnocentrismo usual. Una característica que parece ser parte constitutiva del ADN, con algunas notables excepciones; de la elite dirigente de nuestro  país. El cipayismo.  Mecanismo por el cual históricamente; nuestros dirigentes han importado su idea de “superioridad”, “progreso” , “seriedad” y todas sus infinitas variantes. ( Leáse  La Nación a los fines de identificar mas sinónimos. )  

Les decía anteriormente; que es tiempo de repasar y analizar nuevamente el concepto de otredad. A juzgar por nuestra increíble historia reciente, y me refiero a los últimos 8 años;  se evidencia, cada vez mas claramente ; que si bien los ejes binarios por oposición;  siguen ordenando nuestra percepción; existe una  variante fundamental  que se da entre quienes eran  los que rotulaban y  los que  se dejaban  rotular, entre quienes importaban parámetros extranjeros y los que  legitimaban esos parámetros, entre quienes organizaban a los grupos a través de la construcción de antagonismos y los que se agrupaban por esos antagonismos definiendo así su identidad y consecuentemente  la de los otros.  

Algo parece haber cambiado sustancialmente. America Latina ya no se mira a si misma  través de los límites que otros implantaron sino que traza o desdibuja sus propios límites.  Dentro de nuestro propio país, los otros; ya no son las construcciones que nos  legaron a través del sentido común. Los otros son los que siempre fueron, pero ahora los vemos claramente.  

Personalmente  creo que la complementariedad por opuestos es funcional para la identidad propia.
No escatimo detalles en una descripción personal;  si les digo que  ; para definirme, deben colocarme exactamente  en la vereda opuestaa la que habitan todos estos personajes:

Mauricio Macri , Horacio Larreta, Cristian Ritondo,  Elisa Carrio  ; Patricia Bulrrich ;La mesa de enlance (completita) , Martin Redrado; Ricardito Alfonsín ; Pino Solanas  El grupo Clarín (incluídos todos sus mercenarios),  La nación (Idem Clarín) ; Perfil (Idem clarín) ;  Mirtha Legrand, Susana Gimenez , Mariano Grondona, Aguinis, Cobos, Dualdhe, De Narváez, Das Neves, Rodríguez Saa, Cavallo,  Hotttón; Cecilia Pando;  De la Rua, Menem, Olmedo; La junta militar, Sarmiento, Roca, Mitre, Rivadavia; Rojas, Aramburu 

… La lista sigue y es tristemente mucho mas larga… (Me debo estar olvidando  de tantos.  ¿Me ayudan a completar? …)

 Posdata:
Hace mucho tiempo, un profesor, cuando yo todavía era adolescente me pregunto que quería ser de grande, le conteste por la negativa, quiero decir que le dije lo que no quería ser, porque aún lo otro, no estaba definido. Les juro que sirve ir por el opuesto. Si no tenemos definido quienes somos exactamente, es vital al menos saber quienes no somos y fundamentalmente quienes  no hemos querido ser.

6,7,8 y un recorte más

”...En retórica , el oxímoron dentro de las figuras literarias, es una de las figuras lógicas. Se la conoce también con la expresión latina contradictio in terminis. Consiste en armonizar dos conceptos opuestos en una sola expresión, formando así un tercer concepto. Dado que el sentido literal de un oxímoron es “absurdo “se fuerza al lector a buscar un sentido metafórico…”
                                                                          Wikipedia 
                  

¿Yo me sigo preguntando cuál es el sentido metafórico que quiere forzar la denominación  …” periodismo independiente”.? Si ustedes sospechan como yo, que ningún sentido metafórico en lo absoluto, entonces ; podemos concluir en que este oxímoron en particular;  no se presenta  a si mismo como tal..
 Michel Foucault dijo una vez;  que la filosofía no servía para hacer visible aquello que estaba oculto sino más bien para  visibilizar  lo que por visible justamente no era capaz de ser visto.
Saliendo del trabalenguas; la de Michel es toda una declaración.

PERIODISMO INDEPENDIENE  ¿Acaso la visibilidad de esta contradicción no la volvió invisible a las mayorías durante mucho tiempo? El periodismo, es un oficio que se ejerce, como ejerce un médico, una maestra, un director.  El periodista, vende su fuerza de trabajo a un medio de comunicación, y obsérvese por favor;  como  las palabras tienen aquí también una vital importancia. ¿Notaron como siempre se refieren a los medios de comunicación  como eso, como medios de comunicación  y  nunca o casi nunca como empresa. Aquí es donde comienzan a operarse las distinciones entre el periodista y cualquier otro trabajador que vende su fuerza de trabajo.

El asalariado “ordinario”le vende su fuerza de trabajo a una empresa. Pero los periodistas le venden su fuerza de trabajo a los medios de comunicación. Los medios de comunicación, que justamente se presentan a sí mismos como eso. Son el medio. ¿Entre que y que?. Entre la información, el hecho concreto y la población. Visto así uno podría asegurar que estos señores son simplemente altruistas, personas que constituyen un “medio” y lo administran, con el único fin de mantener a las mayorías informadas. ¿Suena raro no?

Los famosos medios de comunicación, no son ni más ni menos que empresas, en la ordinaria denominación etimológica de la palabra. Son empresas, que tienen DUEÑOS, no administradores,  dueños que tienen intereses comerciales, que maximizan sus beneficios,  que se constituyen en una actividad rentable, como puede ser la metalurgia o el almacén de la esquina de casa, saltando las enormes distancias .Es un negocio y como tal, es equiparable a cualquier otra actividad comercial.

Estas empresas, se instalan,eso sí;  con una particularidad de la que se valen; son el medio entre el hecho concreto y la población.  ¿Qué es un hecho concreto? ¿Que determina que eso que se ha elegido como hecho, sea EL hecho entre tantos otros que se suceden?. La famosa agenda!

Hace poco , colaborando con mi compañero para su parcial de historia leímos algo tan simple como extraordinario. El autor hablaba del hecho histórico, y decía, sin que le tiemble el pulso; que la historia la decidían los historiadores. Un hecho histórico tomaba entidad como tal, cuando la comunidad de historiadores lo legitimaba a través de las citas y la reproducción constante de ese texto. Impresionante.

Eso explica por ejemplo, porque tenemos cuadros de Sarmiento en las escuelas y la historia oficial ha hecho hincapié en que nunca faltaba a clases, cosa fácil si bien se mira, teniendo en cuenta que la escuela estaba en su casa ,  y explica también porque los maestros en la escuela cuando nos señalan el cuadro, no nos cuentan las que son a mi juicio sus incursiones  mas memorables;  como por ejemplo; …”no escatimemos sangre de gaucho…”

Primera distinción:

¿El medio nos cuenta el hecho o el medio elige un hecho entre otros tantos? El medio elige un  hecho entre tantos otros y lo legitima con la constante cita y reproducción. Lo mismo que con la historia.  Pensemos ahora en los monopolios mediáticos. ¿Cuantos soportes tiene para legitimar ese hecho elegido el grupo clarín?.
En la riqueza de las naciones,  Adam Smith despliega una serie de herramientas que delinean un sistema perfecto. La mano invisible del mercado ordenará la oferta y la demanda y con eso, el valor de los productos. Pero la aparición de los monopolios atormentaba a Adam, el padre del liberalismo.

El monopolio, elimina la competencia y con ella el maravilloso equilibrio de la mano invisible. Yo me pregunto que contestan a eso los  que se definen como liberales puros.Esos que defienden la libertad. Ojo! La libertad del mercado!

Hablamos de mercado porque la información es una mercancía, elegida, recortada, acomodada, subrayada, exaltada y u omitida de acuerdo a los intereses económicos e ideológicos que curiosamente suelen coincidir;  de la empresa o la multiempresa que comercializa la inormación.

Si seguimos pensando en esta línea, la del hecho elegido, nos encontramos, con otro problema, citado ahora por todas las vecinas en el barrio gracias a la queridísima Beatriz Sarlo. Una intelectual que, haciendo uso de  todas sus herramientas, oficio de abogado del diablo hace algunas semanas.   El famoso RECORTE.

Segunda distinción:

¿Hay un hecho que se pueda definir como concreto?.  Es decir, ¿Hay una realidad? ¿O hay instrumentos y formas de contar una “realidad” que hacen variable el contenido de la misma?
Los periodistas independientes …. Subidos al altar de la objetividad. Otro oxímoron y van…. ¿Puede un sujeto de la percepción ser  objetivo?.  ¿O los periodistas no son personas? ¿Cómo se entiende eso? ¿Hay verdad o hay verosimilitud?  ¿Hay una sola manera de contar el hecho? O mejor dicho.

¿Hay quienes cuentan la verdad y quienes la recortan?Me recuerda una charla que tuve con un incipiente profesional de la TEA. Hay que contar la realidad. Me dijo. Me quedé pensando. ¿Cual realidad?
Los periodistas independientes; que desde sus columnas de La Nación, sus Cornisas o sus patéticas apariciones en el monopolio denuncian la existencia de un periodismo militante que no cuenta la realidad.  ¿Yo me pregunto? ¿Hay otro tipo de periodismo?

Tercera distinción:

Pareciera ser que la condición de militante es por añadidura privativa del oficialismo. Solo el oficialismo milita. ¿Que es militar?. Abogar por una causa. Pués bien. La causa del oficialismo te convierte en periodista militante. Pero solo esa causa y ninguna otra.  Pareciera ser que el oficialismo define al concepto de la militancia toda. ¿Es raro no? Uno podría militar porque los japoneses no maten mas ballenas siendo anti oficialista al mismo tiempo. Curiosa instalación del sentido. Trampas. Mas trampas…

De esta operación se define que todos los  periodistas, excepto el panel de 678, y algunos otros entre los que se incluye a Victor Hugo Morales;  son  periodistas independientes.  ¿Independientes de la línea editorial de la empresa para la que  trabajan?   ¿Sujetos de la percepción que eludiendo su condición de tales, abrazan la objetividad? Solo los periodistas de los programas antes mencionados recortan, según la brillante Sarlo o mejor dicho, si todos lo hacen, no es su problema, ni su culpa; ella  fué a denunciar el recorte de 678, como si esa constituyera una novedad, operación que además de obvia;  subestima al que del otro lado  se dispone a decodificar el mensaje.

Cuarta distinción: 

¿Cuál es la diferencia entre 678 y Joaquín Morales Sola?  ¿Que unos mienten porque son oficialistas y el otro denuncia la mentira porque es un informador objetivo?
Mas bien se podría decir que mientras que los primeros informan exponiendo su posición ideológica, reconociéndose  como sujetos de la enunciación y haciendo evidentes las condiciones de producción de sus textos, el otro, continúa desdibujando las verdaderas motivaciones de sus líneas amparado en un cascarón de objetividad; de supuesta transparencia que es imposible per sé, pués trabaja para una empresa, sin entrar de lleno en la empresa particular para la que trabaja.

Ni más ni menos que la editorial fundadora de la historia oficial.  La misma que nos colgó los cuadros en las escuelas. La misma que, increíblemente sigue editorializando ;denunciando las "ediciones" ajenas y entregándole a los presidentes incipientes su famoso pliegue de condiciones. Si bien se mirá es lógico que pataleen. El derecho de editar y  manipular históricamente les ha pertenecido.
Lo que molesta tanto de 678 no es el contenido sino las formas.

La existencia de 678 evidencia un mecanismo que ha estado allí desde siempre ; o al menos desde la mercantilización de la información. 678  explicita, firma, declara y eso enoja a unos señores que han vivido siempre del beneficio que les otorgaba la imposibilidad de cuestionar la noticia.
678 habla desde un lugar y evidencia que ese lugar existe para todos, también para los llamados “independientes”.

El problema esta en que estos señores tienen serios problemas en reconocer donde militan y para quienes lo hacen, e intentan continuar amparados en esa supuesta pureza con la que se han enriquecido históricamente.
Es hora de exponer muchachos, decir  que 678 se paga con dineros públicos, no alcanza. ¿Acaso cuando compramos un producto que publicita en clarín y colaboramos en financiar al grupo no estamos hablando de dineros públicos?

 ¿Como se le cree a 678? No se si se trata de creer .  Mas aún si es que uno ha definido desde hace rato sin ayuda de los medios y con los guiños de los grandes pensadores; que la realidad existe sujeta a múltiples interpretaciones. Se trata de adherir más bien. Se trata de la representación de una ideología.  Y sucede de la misma forma en el caso de  Clarín, de La Nación o de Perfil, para no mencionar a todos los otros.
Si se postula a los gritos que 678 no va a criticar al gobierno.  Porque eso dicen los que dicen saber…

También debiera postularse a los gritos que Clarín no  va a cuestionar los negociados de las  mega empresas que publicitan en sus páginas, o los de la misma dueña de la empresa y sus tenebrosos empleados.Que La Nación militará con todas sus plumas a favor y nunca en contra de los dueños de la soja y así podríamos continuar...

Al menos, eso quisiera postular yo, que recorto inevitablemente, no porque soy un sujeto en la historia sino  porque soy oficialista. Y que encima;  y como si recortar fuera poco dañar a la impoluta verdad que los paladines de la justicia defienden;  tengo el tupé de diferenciarme de los que dicen saber ,  aunque más no sea; con el noble gesto de aspirar todos los días  a la inteligencia.


Mis razones para titular este Blog

...La verdadera soberanía  es el poder de elevarse en la indiferencia ante la muerte, por encima de las leyes que aseguran el mantenimiento de la vida…”
Georges Bataille

 La noción de gasto improductivo por supuesto no es de mi autoría, le pertenece enteramente  a uno de los pensadores más excepcionales que esta humilde lectora; de más humilde juicio aún, ha tenido la posibilidad de conocer. El sujeto en cuestión se llama Georges Bataille  y testando aquí la primera de mis inconsistencias me corregiré: No estoy segura de que esta noción le pertenezca solo a él a estas alturas. 

El gasto improductivo puede, si se quiere, pensarse de modo genérico, como un concepto englobador de todas aquellas prácticas que el sujeto desarrolla, tanto el ámbito privado, como en el público, desprendido total y completamente del tedioso asunto del  devenir. A los  gastos improductivos no se los identifica con la utilidad, pues   el sentido moderno de la utilidad esta atado al porvenir; mientras que, la actividad improductiva, encuentra su fin es si misma; acentuando  la pérdida en tanto que gasto y nunca la productividad, hija predilecta de esos procesos de “racionalización” mediante los cuales somos  hoy en medida de lo que seremos mañana.

¿Porque este concepto? Porque resume impecablemente la lógica de un engranaje que funciona  clasificando nuestras necesidades en primarias  y secundarias . La pregunta por la utilidad ; es una de las naturalizaciones mas efectivas sino la mas efectiva de todas; naturalización madre, si se quiere; de tantas otras.

Nuestro pensador concluye con especial lucidez que no existe medio alguno para definir que le es útil a los hombres, sin embargo, la utilidad;  esta muy  bien definida.

Y aquí  parece asomar el gran asunto. Quién define a la utilidad? Cómo se define? Para que se usa?   A que se asocia?.

Estas son las preguntas que, como en tantos otros casos, el poder tan descentralizado como invisible, hablando en lenguaje Foucaultiano , a través de sus incontables mecanismos normalizadores nos impide realizar.

Desde que empezamos a contar el tiempo y posteriormente a venderlo en la mas salvaje de sus formas: la fuerza de trabajo;  todo se mide, todo se cuenta, todo se invierte o se acumula, todo se proyecta, todo se fracciona y se clasifica. Lo útil, es por supuesto lo  productivo y la lógica que ordena estos conceptos y que amenaza con tragárselo todo, es la lógica económica.

La hegemonía necesita  retroalimentarse,  y las lógicas que imperan requieren de nuestra legitimación para seguir ordenando, en ese sentido parece deseable abogar por lo improductivo. La rebeldía, según al autor, es la única postura que le devuelve al hombre su “totalidad” y no solo fracciones de su parte útil. 

Una idea de totalidad resulta indispensable para pensarnos desde nosotros mismos porque si no existe  otros son los que nos piensan y somos pensados  en partes. Una reivindicación  del  “gasto improductivo” y la ironía que el concepto expresa es necesaria para encontrar la singularidad que marca la diferencia de nuestra subjetividad.

Este será un espacio para el placer, para mal administrar el tiempo; jugando con esta metáfora que ordena tan prolíficamente nuestra percepción.

Un espacio para pensar de manera crítica sobre variados asuntos;  un lugar  para esas necesidades de orden secundario,  claro…

Definitivamente, este será un  espacio para el gasto improductivo, para expresar la “parte maldita”. Esa parte que  adolece de comportamiento social  y que finalmente ha encontrado un vehículo en estas letras y en las que vendrán.