martes, 14 de junio de 2011

LA IDENTIDAD


Es curioso, aquellos que tengan la incalculable generosidad de seguir mis post, conforme y se vayan sucediendo; observarán; que últimamente vengo algo involucrada con la historia. Aparentemente, estoy más dispuesta a licenciarme “simbólicamente” en una carrera ajena, que en rendir la bendita tesis que haría las veces de clausura para mi propia licenciatura.  

¿Será que no quiero clausurar? ¿Será mi bendita  y ya mencionada predilección por los gastos improductivos? ¿O  será que mi historiador tiene razón? …  

” Y es que no  podés pensar   ninguna cosa sin la historia, Meme….” 

No lo se con exactitud. Pero lo que si esta definido claramente; es que  esto se pondrá cuesta arriba si simulo un diván y los atormento con mis pequeños dilemas personales.  

Últimamente vengo repasando, reconstruyendo y volviendo a aplicar el concepto de la “otredad”.  Concepto complejo si los hay y víctima predilecto de  innumerables naturalizaciones. 

Hace muchos años, hicimos un ejercicio en la facultad. El docente nos mostró una foto de un grupo de indígenas situados en  alguna remota localización y nos pidió que describiéramos lo que veíamos. Sucedió  aquella vez, que todos y cada uno de los alumnos construyeron al otro a partir de la carencia de determinados objetos.
La repetida sentencia…”no tienen tal cosa o tal otra…”   fue la herramienta que le permitió al docente explicar claramente la mirada  etnocéntrica.   Esta cosa de interpretar como superior a la cultura que nos es propia por sobre las otras que nos son ajenas.   

Los Aymaras, por ejemplo; en la época pre imperial, cuando aún no habían sido absorbidos por el imperio Inca;  resolvieron con una lógica binaria  y a través de una relación de espejo y complementariedad con el otro; su espacio y su lugar en el tiempo. 
Este resolver los ayudo a definir su propia identidad. Estableciendo un eje simbólico que todo lo partía en dos ; se construyeron en oposición directa a la otra etnia que habitaba en los valles bajos de la montaña.
Los umasuyus, tal era el nombre de la etnia opuesta a los habitantes del alto ; eran el sinónimo de lo salvaje, de lo pre social ; de un tiempo anterior al tiempo de los guerreros organizados . Y este polo opuesto era sencillamente indispensable para reafirmar, legitimar y definir la entidad Aymara. 

Existen casos de polos opuestos ciertamente mucho mas significativos en lo experiencial para nosotros, muchos de los cuales, siguen operando en este presente, siquiera para evidenciar la enorme importancia de la historia.  

El caso de los aymaras, sin embargo , también representa, y se constituye como un ejemplo claro de este proceso complejo que es la identidad. Un uno no puede identificarse completamente sin  un otro que sea  efectivamente lo que no se es ,  un otro que sea salvaje es necesario por ejemplo; para legitimar una civilización,  o un otro que sea el atraso, para legitimar el progreso y así sucesivamente se pueden enumerar infinidad de opuestos.  

Un eje binario,  tristemente celebre, legitimado;  presente y vivo como casi ningún otro es el opuesto civilización / barbarie. Un mérito mas, del padre del aula….   

Hija de la mirada endocéntrica esta vez ,  pués no se trataba ni se trato nunca  de etnias distintas; sino mas bien  de una nominación ejercida por la elite ilustrada desde la capital y  hacia la provincias.   Esta concepción agrego un componente completamente ausente en los casos del etnocentrismo usual. Una característica que parece ser parte constitutiva del ADN, con algunas notables excepciones; de la elite dirigente de nuestro  país. El cipayismo.  Mecanismo por el cual históricamente; nuestros dirigentes han importado su idea de “superioridad”, “progreso” , “seriedad” y todas sus infinitas variantes. ( Leáse  La Nación a los fines de identificar mas sinónimos. )  

Les decía anteriormente; que es tiempo de repasar y analizar nuevamente el concepto de otredad. A juzgar por nuestra increíble historia reciente, y me refiero a los últimos 8 años;  se evidencia, cada vez mas claramente ; que si bien los ejes binarios por oposición;  siguen ordenando nuestra percepción; existe una  variante fundamental  que se da entre quienes eran  los que rotulaban y  los que  se dejaban  rotular, entre quienes importaban parámetros extranjeros y los que  legitimaban esos parámetros, entre quienes organizaban a los grupos a través de la construcción de antagonismos y los que se agrupaban por esos antagonismos definiendo así su identidad y consecuentemente  la de los otros.  

Algo parece haber cambiado sustancialmente. America Latina ya no se mira a si misma  través de los límites que otros implantaron sino que traza o desdibuja sus propios límites.  Dentro de nuestro propio país, los otros; ya no son las construcciones que nos  legaron a través del sentido común. Los otros son los que siempre fueron, pero ahora los vemos claramente.  

Personalmente  creo que la complementariedad por opuestos es funcional para la identidad propia.
No escatimo detalles en una descripción personal;  si les digo que  ; para definirme, deben colocarme exactamente  en la vereda opuestaa la que habitan todos estos personajes:

Mauricio Macri , Horacio Larreta, Cristian Ritondo,  Elisa Carrio  ; Patricia Bulrrich ;La mesa de enlance (completita) , Martin Redrado; Ricardito Alfonsín ; Pino Solanas  El grupo Clarín (incluídos todos sus mercenarios),  La nación (Idem Clarín) ; Perfil (Idem clarín) ;  Mirtha Legrand, Susana Gimenez , Mariano Grondona, Aguinis, Cobos, Dualdhe, De Narváez, Das Neves, Rodríguez Saa, Cavallo,  Hotttón; Cecilia Pando;  De la Rua, Menem, Olmedo; La junta militar, Sarmiento, Roca, Mitre, Rivadavia; Rojas, Aramburu 

… La lista sigue y es tristemente mucho mas larga… (Me debo estar olvidando  de tantos.  ¿Me ayudan a completar? …)

 Posdata:
Hace mucho tiempo, un profesor, cuando yo todavía era adolescente me pregunto que quería ser de grande, le conteste por la negativa, quiero decir que le dije lo que no quería ser, porque aún lo otro, no estaba definido. Les juro que sirve ir por el opuesto. Si no tenemos definido quienes somos exactamente, es vital al menos saber quienes no somos y fundamentalmente quienes  no hemos querido ser.

8 comentarios:

  1. El cipayismo es algo que permea las "ideologías" políticas en nuestro país. Sin querer herir susceptibilidades, tiro un ejemplo a la marchanta: La instalación de la TV en Argentina durante el gobierno del Gral. Perón se hizo trayendo equipos (transmisores y también receptores) desde los EE.UU., así como los técnicos. Como será la cosa que las revistas de la época hacían hincapié en los que si se había fabricado acá: la antena colocada sobre el edificio de Obras Públicas.
    Este "cipayismo" o ese chauvinismo inverso tiene que ver, a mi entender, con que nacimos colonia y necesitamos de patrones que dicten nuestro quehacer. Hemos roto de vez en vez con esto? Si. Es esta una etapa de revalorización de lo propio? Por supuesto. Lo que conllevan las dicotomías (falsas, de más está decir) como "civilización y barbarie" es la imposibilidad de buscar un punto medio, que incluya los usos y costumbres que mejor nos vayan. De hecho, creo que al escribir "civilización Y barbarie" a Sarmiento lo traiciono el inconsciente: somos ambas cosas, que no se complementan, sino que nos atraviesan como partes inescindibles del todo. Cuanto antes nos demos cuenta de esto, mejor.

    ResponderEliminar
  2. INTERESANTE SEBA. COINCIDO CON LO QUE DECIS. EFECTIVAMENTE TIENE QUE VER CON HABER SIDO COLONIA. PERO, ESTA COSA DE IMPORTAR IDEOLOGIAS SE ESTA ACABANDO Y EN ESO ESTAMOS TODOS. GRACIAS POR COMENTAR. UN ABRAZO

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno Sonia!!!
    La extranjerización es uno de los puntos claves de la cultura a cambiar. Por eso no más Disney y si más Paka Paka, retornemos a nuestros orígenes. La mentira del "sueño Americano" Que se lo traguen ellos. Besos y bravo!!!!

    ResponderEliminar
  4. Quiero que el mapamundi sea presentado al reves en los textos, solo un ejemplo. Como dice Cecy acerca de la "extranjerizacion". Y aca si, siento que somos 2 tribus urbanas enfrentadas teniendo como enemigos a los personajes nefastos que mencionas. Aprovechemos que desde el 2003 se vienen abriendo bochos, este momento no hay que dejarlo pasar asi nomas. Muy lindo, me encanto. (Perdon que no me andan los acentos en la compu esta] Abrazo

    ResponderEliminar
  5. Estamos escribiendo, entre muchos, una historia con mayúsculas donde la mayoría tiene en claro quien no quiere ser y/o dónde no quiere ir o volver.

    He soñado mucho tiempo este tiempo pensé que mis ojos no lo verían, pero no, vamos con rumbos ciertos dejando atrás una serie de pesadillas que aún nos duelen.

    A veces mi otredad quiere hacer justicia por mano propia, yo no quiero.

    saludos compañera!

    Adal

    ResponderEliminar
  6. CARLOSDELACRUZ dijo...

    Lindisimo, sonia, me encanto! Aunque me encuentro en la situacion de comentarte que no es generosidad leerte, mas seguramente egoismo,del bueno claro, de ese que nos permite tomar o cojer mejor dicho, todolo bueno que nos llega o encontramos, y solapandoce esto con tu ejemplificacion sobre los aymaras y sus particularidades, ya que en el aprender, esta la oportunidad de tambien aprehender y hacer nuestro lo bueno y bello y trasender. BESOS

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar